Frases para mi amor, Ana III

 

 

Sentir el calor de tu cuerpo al estrecharlo contra el mío es el pecado más puro que se puede cometer.

Quiero entrar en tu corazón con la libertad que las nubes se desplazan por el cielo.

Todo tu hermoso ser brota radiante energía que contagia de esperanza el alma mía.

Tus fuertes ojos verdes necesitan de mi amor para brillar como esmeraldas talladas con pasión.

Cuando la luz incide en tu cuerpo, muestra sonrojada tu belleza.

Abrazo mi almohada porque te deseo, y te deseo tanto que me duele.

Solo tengo una vida para compartirla contigo y me gustaría estar todo ese tiempo a tu lado.

La lluvia me trae tus recuerdos, húmedos, sensuales, profundos.

Cuida a tu bien más preciado y recibirás su recompensa.

Puede que las palabras se las lleve el viento, pero si están bien esculpidas, siempre permanecerán en tu memoria.

Deseo recibir tus delicadas caricias, sentir tu calor y tu amor, y fundirme con tu ser eternamente.

¿Porque el amor es tan cruel? Nos persigue, nos martiriza, nos olvida. Nunca me abandones amor.

Sin ti las calles se vuelven vacías, insípidas y aburridas, tráeme tu presencia para llenar de luz mis recorridos.

Sabes que me gustaría abandonar este planeta, pero solo si no llego a tener tu amor.

Las olas mueren en la orilla donde comienza a nacer mi amor por ti.

Acariciaría tu sedoso y rizado pelo con la brisa de mi amor.