Frases para mi amor, Ana L. Un feliz día del Libro y la Rosa.

 

Frases para mi amor, Ana L. Un feliz día del Libro y la Rosa.

 

Un día espero estar a tu lado para siempre.
No quiero prometerte nada que no pueda cumplir, tan solo sorprenderte cada día.

Llegaste de repente a mi vida, y sin previo aviso me robaste el corazón.
Iluminar mi mundo con tu amor seria un deseo hecho realidad.
Busco tus miradas perdidas para encontrar tu belleza.
Recuerdo en mi memoria todos lo detalles de las veces que he estado a tu lado.
Obtener una sonrisa tuya seria mi mejor bálsamo diario.

Yo no quiero que solo me permitas que te ame, quiero que me ames como yo te amo.

Una palabra tuya es la dicha más completa para mi felicidad.
No sé de cuantas maneras, pero de todas te quiero.
Ansío que llegue ese momento de besarte y abrazarte.

Reír en tu compañía es una de las cosas más hermosas que he hecho en este mundo.
Odio cada kilómetro, cada metro, cada centímetro, cada milímetro, odio cada distancia que me aleje de ti.
Siento un vacío enorme en mi corazón al no tenerte junto a mi.
Aunque un día te quiera olvidar mi corazón seguirá latiendo por ti eternamente.

Puede que no demuestre todo el amor que siento por ti, pero te aseguro que daría hasta mi ultima gota de sangre por salvar tu vida.
A pesar de oír tu voz cada día, te extraño tanto que mi corazón sufre por ello.
Realidad y sueños, una mezcla en la que tu apareces constantemente.
Aunque sueño cada día contigo, no quiero que seas un sueño para mi, sino una realidad.

Me gustas y te quiero, no lo niego, estar junto a ti es lo que más deseo.
Imaginarme despertar a tu lado es el sueño que deseo se haga realidad.

Aunque nunca llegue a entrar plenamente en tu vida, espero estar eternamente en tu corazón.
Me faltan las palabras para expresar los sentimientos que tengo hacia ti.
Oigo tu alegre sonrisa que me llena de bienestar y placer.
Robaría tu corazón para que solo a mi perteneciera tu amor.

Aunque te encontraras en la otra parte del mundo, mi amor por ti seguirá siendo el mismo.
No quiero perder nunca ver mi reflejo en tus verdes ojos.
Aquel día que te conocí, ya me enamoraste, y jamás olvidare.

Blinde mi corazón para que nadie pudiera hacerle daño… y entonces llegaste tu.
Este amor que late por ti espero que no muera nunca.
La verdad es que solo te quiero para un rato, el rato que dure mi vida en este mundo.
El amor solo eran cuatro letras del abecedario hasta que tu llegaste a mi vida.
No puedo dejar de pensar en ti ni siquiera unos segundos al día.