La tristeza

 

La tristeza

 

En algún momento de nuestras vidas nos visitara la tristeza,
un acontecimiento, situación, evento o sucedo nos traerá su visita,
acompañara las horas, días, meses o años su inoportuna presencia,
convivirá con nosotros mientras nuestra pena exista,
sufriremos su audiencia con amargada benevolencia,
nos alterara, irritara, enojara e incomodara su subsistencia,
que afrontaremos con resignación y paciencia,
pues nada doloroso habita en nuestros corazones por espacio eterno.
El amor, la confianza, la esperanza o la amistad, desalojaran su estancia,
conseguirán disolver su vaga e incomoda presencia,
su paso no será baldío, pues saldremos fortalecidos,
nos enseñara a luchar y valorar aquello que tenemos,
por lo que vale la pena seguir recorriendo nuestro camino,
lleno de metas aun por alcanzar, disfrutar y saborear,
por las cosa buenas que la vida nos seguirá ofreciendo,
por las situaciones que podemos cambiar a mejor,
por las personas que podemos ayudar a recorrer su sendero,
por infinidad de actos y proyectos que aun nos quedan por realizar.