Frases para mi amor, Ana (LXXXIII). Una pasión para el resto de mi vida.

 

Frases para mi amor, Ana (LXXXII). Una pasión para el resto de mi vida.

 

Mi amor hacia ti es el pensamiento más sincero que pueda nadie extraer de mi corazón.

En una tormenta de emociones no debemos tener en cuenta las controvertidas reacciones que experimentan nuestros seres queridos.

Las personas son las que deben demostrar que merecen estar junto a ti.

Comprometemos impulsos por aquello que esta bien, y otros piensan que nos aprovechamos de la situación.

La belleza no solo se representa de una forma física, el interior de nosotros mismos es lo más importante.

Necesito un salvoconducto que me lleve directamente a tu corazón.

Todo aquello que amamos nos provocara dolor en algún momento, pero no por ello dejamos de amarlo.

No estar subyugados a nada en la vida te puede dar la libertad pero no la felicidad.

La verdad absoluta no existe, siempre tendrá las diferentes variantes de todo aquel que la observe.

Tenerte para siempre es lo único que me importa.

Enamorarse es sentir que puedes hacer prácticamente cualquier cosa por la persona que entra en tu corazón.

Me ilusiona disponer de tus besos a mi antojo.

Enamorarías hasta la piedras ardientes que acaban de nacer del interior del magma de un volcán.

La ironía de la vida es que amar nos proporciona felicidad y tristeza.

Sigo soñando contigo cada una de mis noches.

Nunca hay que persuadir a nadie para que te ame, siempre seria un falso amor.

Deseo embelesar tus pensamientos para conseguir enamorarte.

El pensamiento más hermoso es besar tus labios cada día.

La pureza de tu amor es aquello que tendría sentido en mi vida.

Necesito respirar el aire que respiras, oler el perfume de tu piel, y cruzar nuestras miradas de pasión.

Luchare junto a ti por todo lo bueno y malo que la vida nos envíe.

Promesas son aquellos hechos que rara vez se cumplen.

Cegarse en la vida nos puede llevar a tomar decisiones muy comprometidas.

Los suspiros son mis más profundos pensamientos hacia tu belleza.

Compartir un sentimiento y una esperanza es aquello que nos une en la vida.

La pasión de tus actos me demuestra lo mucho que te quiero.

Contigo hasta el fin del mundo iría, todo por estar junto a ti.