Frases para mi amor, Ana (LXXXIV). No quiero que pare de crecer mi corazón por ti.

 

Frases para mi amor, Ana (LXXXIII). No quiero que pare de crecer mi corazón por ti.

 

Quisiera darte un beso de buenas noches, pero te mereces una noche de buenos besos.

La brisa me trae tu esquisto perfume de fragancias exóticas.

Necesito oír la calidez de tus palabras en mi vida diaria.

Si la belleza tuviera un nombre, ese seria el tuyo.

Una esperanza que no pierdo es conseguir ser tu deseo.

Medimos las distancias en metros o kilómetros cuando la distancia solo es tiempo.

Sufro por separarme de ti y no saber cuando volveremos a estar juntos.

Solo le pido una cosa a la vida, que tu amor luche por tenerme.

En la penumbra de mis pensamientos busco aquello que el destino no ha reservado para mi.

Ni la flor más hermosa del mejor jardín hará sombra a tu belleza infinita.

Si de todo se aprende de la vida, porque seguimos siendo tan tontos, ¿es que verdaderamente nada aprendemos?

Mi corazón siente un intenso amor por tu persona.

Siempre me queda la esperanza de que un día leas lo que escribo para ti.

Aun faltándome el oxígeno podría vivir, si me faltas tu, mi vida terminó.

Amar es aquello que nos hará dichosos y felices en un constante sufrimiento.

Si buscamos la perfección en el ser que amamos, acabaremos encontrando la decepción, no somos seres perfectos.

Eres una delicada rosa de fragancia hermosa.

Cuando las palabras ya no pueden decir nada más, un beso lo dice todo.

Querer es pretender aquello que ansias, amar es sacrificarte por lo que más veneras en la vida.

Pronto acabaran los 92 días de primavera que tenían que haber sido magníficos y dichosos, pero el destino nos reservaba la más amarga de las experiencias.

Jamás resplandecerá nada en este mundo con mayor brillo y elegancia que tu presencia.

Hoy iras a ver al ser que más amaste, mándale un gran beso de parte de la persona que humildemente ahora más te quiere.