Junto a ti

 

 

Junto a ti

 

Un día junto a ti es disfrutar de la esencia de la vida, ver tu increíble energía que te mantiene activa constantemente, ver tus ganas de enfrentarte a todo y resolverlo todo, una actividad constante y sin pausa que va llenando las horas del perecedero día, toda una labor incansable de esfuerzo y sacrificio que se ve recompensado con los frutos de las cosas bien hechas y meditadas. Todo un proceso que transforma tus ideas y pensamientos en bellas realidades de pasión y belleza, buen gusto y elegancia, armonía y serenidad.
Permanecer a tu lado es encontrar una paz interior que te llena de vigor para afrontar todo tipo de trabajos, labores o misiones, que te motiva para enfrentar las diferentes tareas que envuelven tu vida y hacen de ti una persona sumamente activa, enérgica, eficiente y vigorosa.
La fuerza de tu mirada de pasión encantadora y tus altivos y bellos ojos verdes que transmiten una plácida relajación al contemplarlos, bien merecen la pena de permanecer junto a ti perpetuamente, como las estrellas acompañan a la noche en la espera del nuevo amanecer.
Tu compañía es el motivo que me hace seguir caminando por el sendero de la vida, dándome fuerzas y esperanzas por alcanzar aquello que más quiero y necesito, aquello que recarga de energía vital mi ser con su presencia, aquello que transforma mis vacíos momentos por sensaciones de bienestar, felicidad y dicha, momentos inolvidable junto a ti, la persona a la que amo, respeto y quiero.

Junto a tu lado y aunque el tiempo sigue avanzando, se transforma en sensaciones de placer constante. Poder contemplarte es el premio al transcurso de los segundos, minutos u horas, un insignificante pago por estar a tu lado, algo que desearía ocurriera el resto de mi vida, estar junto a ti siempre y eternamente saboreando tu presencia, tus miradas, tus caricias y tus palabras, acompañarte en el recurrido de los caminos que la vida a juntado para contemplar la belleza de tu presencia ante mis alborozados ojos llenos de alegría y felicidad.