Frases para mi amor, Ana (XCIII). Tu mirada de cariño

 

Frases para mi amor, Ana (XCIII). Tu mirada de cariño

 

Hoy se cumplen dos meses desde que esa maravillosa persona decidió emprender el misterioso camino que un día todos seguiremos.

Mi deseo es solo tu felicidad.

No necesito la vida eterna, necesito la vida contigo.

Eres mi pensamiento diario, mi alegría permanente, mi sonrisa eterna, eres lo que más quiero en la vida.

Ayer pasamos junto al lugar en el que hace casi cinco años nos conocimos.

La felicidad es algo imposible de medir, aunque tu presencia es mi felicidad completa.

Ya que no estas a mi lado, quiero dormir y soñar contigo el resto de la noche.

Te admiro por tu fortaleza, y te adoro por lo que eres.

La felicidad seria una utopia si tu no existieras.

Esta bien ser tu amigo, pero también quiero ser tu amor para cada uno de tus días.

Todos pensamos en alguien al acostarnos y levantarnos… tu eres mi pensamiento para esos y los demás momentos del día.

Tu cabello suelto mece al viento su delicado encanto.

Si mi corazón resiste a tus negativas es porque seré inmortal.

La soledad puede ser dolorosa, tu ausencia… insoportable.

Si toda la vida estuviera a tu lado, cualquier sacrificio valdría la pena.

Cada una de tus llamadas me proporciona los mejores momentos del día.

Tu deliciosa sonrisa me enamora más cada día.

Junto a tus manos el frío no debe existir.

Eres el deseo permanente e infinito de mis labios.

Tus sonrisas son la luz que iluminan esos bellos momentos.

Una delicada caricia de tu piel sedosa bien vale una herida en mi dedo.

Te amo incondicionalmente.

Si una rosa es bella por su semblante y aroma, tu eres bella por todas esas pequeñas cosas que te forman.

El capricho de mi vida es tenerte junto a mi el resto de mis días.

¿Que debería hacer para que te quedaras siempre a mi lado?

Eres todo aquello y más de lo que siempre busque.